MOXIBUSTION

Siempre que realizamos la sesión de ecografía emocional, le indicamos a la familia cuál es la colocación fetal en ese momento.
Esa posición es irrelevante hasta la semana 32-33, que es el momento en que nuestros pequeñitos tienen que ir colocándose en una posición cefálica, que es la que necesitamos para tener un parto vaginal.

Si el bebé estuviese en posición podálica (de nalgas , sentado) ó en transversal (atravesado) hasta el último momento, tendría que ser una cesárea programada, ya que no podemos parir a un bebé en podálica o transversal.

A veces, nos aconsejan practicar la maniobra externa cefálica, que consiste en girar al bebé desde el exterior.

Pero existen otras alternativas antes de llegar a la situación de tener que plantearnos una cesárea.

Una de esas alternativas es la Moxibustión

La moxibustión, es una técnica que consiste en dar calor con moxa, estimula unos puntos de acupuntura determinados que puede fomentar el giro del bebé si viene de nalgas. Esta estimulación de la producción de hormonas maternas favorece que el revestimiento uterino se contraiga lo que a su vez estimula la actividad fetal.
Se suele realizar entre las semanas 32 y 38 de la gestación y se puede aplicar hasta varias veces al día durante unos 15 o 20 minutos, hasta un máximo de 10 días.

Es una técnica absolutamente inocua, tanto para el bebe como para la mami, y tiene unos resultados con éxito muy elevados.